Follow by Email

sábado, 14 de enero de 2012

Palabras crueles y cicatricez,
al final un te quiero que no dices.


No hay comentarios:

Publicar un comentario