Follow by Email

sábado, 14 de enero de 2012

Ya no es la misma sensación que tenía antes. Ya no me pongo como una loca cada vez que veo tu nombre en el chat, ni tampoco siento tantas mariposas en mi estómago cada vez que me hablas. Sí, lo admito, que me gusta que me mires, me sigue gustando tu sonrisa, pero no de la misma forma que antes. Tampoco me obsesiono tanto contigo, y no lloro cada noche por ti como cuando lo hacía antes. Creo, solo creo, que, después de tanto esfuerzo y tiempo, te estoy olvidando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario