Follow by Email

sábado, 14 de enero de 2012

Después de mil y pico noches tratando de buscar explicación al amor,de cuestionarme lo importante que eras para mi.
Después de poner en la balanza los errores, las noches sin dormir, las dudas, las cosas buenas, y a tí..
No he sabido poner punto y final a la más amarga de mis dudas, a los dos años más intensos de mi vida, hasta que tú te encargaste de hacerlo. 
No he sabido controlar la situación ni coger el toro por los cuernos. 
Te he dado de mi hasta aquello que no podía darte, te he querido aun cuando no te lo merecias y te he creido hasta lo más absurdo que podía creerte.
Aún así yo era feliz, cuando me abrazabas y veía que sonreias, y era por mí.
O cuando mirando nuestras fotos se nos veía contentos. 
Para mí el mundo no importaba, porque te tenía a tí,
y era lo que quería.
Nunca me ha importado que las segundas oportunidades fueran malas, o que los tiempos fueran el claro ejemplo del adios más callado. 
Porque contigo era diferente..



No hay comentarios:

Publicar un comentario